21 de julio de 2009

Ahora

Finalmente estoy fuera de la ciudad.Justificar a ambos lados

Si no fuera por ese gato que aparece de la nada ahora me encontraría detenido. No se como puedo caer encima del soldado y arañarle la cara, termine por seguirlo a través de callejones hasta finalmente entrar en el mundo subterráneo que parecía mas vacío aun que el exterior.

Una tormenta se ha posado sobre la ciudad, como una especie de presagio, ahora no se que voy hacer, no puedo regresar a la ciudad, pero creía que afuera de ella habría algo mejor y no un desierto.

Ahora solo tengo que cuidarme de los rebeldes. Solo espero esto no sea una copia chafa de Mad Max. Hace calor espero llueva aquí también, lo único malo que el refugio que tengo es el desagüe y lloviendo en la ciudad me imagino que esto se convertiría en un río.

Es tan extraño este paisaje, no hay arboles, no hay arbustos, no hay caminos ni carreteras, no hay nada, es como si la ciudad la hubieran arrancado y plantado ahí, desde aquí tiene un aire artificial y falso.

Si esto es un sueño, seguro debí de haberme fumado la mota ya pasada. Todo esto es tan extraño, no es como la Matrix, simplemente... todo esto es absurdo.

No sé que voy a comer, tengo sed, solo espero no tarde en llegar la lluvia para refrescarme.

No sé que sería lo mejor, estar en un lugar cerrado protegido de este clima extremo o estar aquí al aire libre viendo como una tormenta cae sobre la ciudad.

Pero... ¿Qué es eso que vuela sobre la ciudad? No hay aves tan grandes.

Espero que no sean avionetas.

¡No mames!

Creo que vienen hacia aquí.

¿Y ahora qué hago?

¿Qué carajos voy a hacer?


3 comentarios:

  1. Sere honesto, ya tengo el final de la historia, pero no se si dejarlo fluir en un ultimo relato.

    Espero no te decepcione.

    ResponderEliminar
  2. Que fluya.

    Además, paso para informar que he cambiado la URL.

    ResponderEliminar